CADA AÑO ES MÁS 24

24 de mayo de 2018

En Burgos ya por tradición María Auxiliadora es celebrada en la Barriada de Yagüe, devoción asentada por la presencia de las Hijas de María Auxiliadora (Salesianas)
Más nueva es la presencia salesiana  en esta zona entre barrios como La Castellana, Huelgas y el nuevo Celophane. Aquí es donde María Auxiliadora se va haciendo presente y tomando posesión de los corazones que la invocan. Ojalá crezca la devoción a la Virgen al mismo ritmo que crece el barrio.
Dentro de la Eucaristía hubo ofrenda a  la Virgen de dos niños chiquitines. Como los niños siempre despiertan simpatía se llevaron un fuerte aplauso deseándoles salud y que crezcan sanos y sean alegría para los padres. En la procesión se estrenó la nueva cruz  y el megáfono.
Hay un arco medieval llamado del Amparo, es puerta abierta y camino  que comunica perfectamente estos barrios. En lo más alto preside una imagen de la Virgen del Amparo que servía de amparo a los perseguidos por la Justicia.
La procesión comienza desde la Escuela Salesiana que peregrina hasta la parroquia de Huelgas donde es recibida y se canta la Salve. De vuelta, saludo en el Amparo; sigue hasta la llegada a la Residencia Salesiana  donde es recibida con una pradera vestida de flores, se recita una poesía, se hace la rifa de sus imágenes muy esperadas por el público, se recibe su bendición y se le canta el himno del “Rendidos a tus plantas” que la letra dice es: María Auxiliadora de los tiempos difíciles, la Estrella y Faro del mar tempestuoso de la vida, donde ella es Consuelo en las horas de lucha. Y cada uno haciéndose eco de las enseñanzas de Mamá Margarita a su hijo Juan Bosco, se ofrece así mismo como a la mejor de las madres.
Esta procesión es idea y organización de la Asociación de los Antiguos Alumnos Salesianos.